Category Archives: Museos

Museos

]madrid-08.jpgHe tenido la suerte de estar en enero del 2008 en Madrid y poder visitar dos grandes museos; el Thyssen-Bornemisza y El Prado.

Parto temprano al Thyssen y encuentro recién inaugurada la exposición “Durero y Cranach, Arte y Humanismo en la Alemania del Renacimiento”

Propone un recorrido por el arte alemán,entre finales del siglo XV y la primera mtad del XVI.La exposición centrada en dos de sus más grandes artistas,Alberto Durero y Lucas Cranach,el Viejo,tiene entre sus objetivos subrayar la importancia que las imágenes artísticas jugaron en unos acontecimientos que terminaron por cambiar el arte, la religión y la política.Analiza el estatus del artista dentro de la sociedad y su mundo más inmediato,con retratos y autorretratos como el de Durero (en la foto) donde esta tabla cargada de sofisticación y elegancia ,ofrece al espectador una orgullosa imágen del pintor.Aquí se instala su legado intelectual ;La Melancolía ,uno de los cuatro temperamentos del hombre,estaba vinculada en los círculos humanistas con la creación artística.Lucas Cranach /La virgen y el niño con un racimo de uvas/1509-1510

La monumentalidad ,la combinación de colores,el juego de luces y las sombras,así como los gestos de sus personajes reflejan unos patrones de corte netamente italianos.El destinatario de las obras de arte profanas de pintores como Durero,Altdorfer,Cranach ó Hans Baldung Grien fué un nuevo tipo de público en el que no sólo estaban príncipes o nobles señores.Los Humanistas y una incipiente burguesía culta coleccionaba estampas,dibujos y obras de pequeño formato con temas que tuvieron especial relevancia en Alemania:brujas, hombres del bosque,seres fantásticos,temas bíblicos ó mitológicos que prestaban específica atención al desnudo.Durero / Adán y Eva         Cranach,el Viejo / Adán y EvaCranach,el Viejo/Sanson y Dalila

Frente al modelo de belleza creado y propuesto por Durero ,otros pintores alemanes como Cranach y Baldung,optaron por soluciones en las que se combinan el rechazo y la admiración hacia otros patrones.Las cámaras de coleccionistas alemanes se poblaron de imágenes de desnudos que desarrollaron un tipo de belleza ajena a las ideas idealizantes a la italiana propias de Durero,como es posible ver si comparamos su solución para el tema de “Adán y Eva” y la propuesta por Cranach.

BALDUNG GRIEN, Hans
Retrato de una dama, 1530
Óleo sobre tabla
69,2 x 52,5 cmMuseo Thyssen-Bornemisza, Madrid

Este Retrato de una dama procede de la colección del conde Dumoulin Eckart (Berlín), en la que estuvo hasta 1933. Adquirido en el mercado de arte, ha formado parte de la Colección Thyssen-Bornemisza desde 1935. Es el único retrato femenino que se conserva de Baldung Grien, aunque se tiene noticia de otros dos por referencias literarias y antiguas reproducciones. Se encuentra firmado con las iniciales del artista, que forman un monograma en el ángulo superior izquierdo; junto a éste aparece la fecha, de la que sólo se leen los tres primeros números.Este enigmático retrato refleja la influencia sobre Baldung de otro gran artista del renacimiento alemán de temperamento también muy personal: Lucas Cranach el Viejo. En realidad esta influencia es tan notoria que cabría hablar mejor de dependencia directa de los modelos de Cranach. Este hecho, señalado por Koch en 1951, llevó a comparar nuestro retrato con la Salomé de Cranach, conservada en el Szépmüvészeti Múzeum de Budapest y fechada hacia los mismos años. En 1991 Lübbeke lo confrontó con otro óleo de Cranach, también de 1530, Judith del Jagdschloss Grünewald (Berlín). Los paralelismos entre nuestro cuadro y esta Judith son evidentes tanto en el encuadre que elige Baldung Grien como en la indumentaria. De hecho una serie de elementos de la Judith de Cranach, como el sombrero con plumas, la cadena y gargantilla que adornan su cuello o el tocado de hilos de perlas que recoge su cabello, se repiten, con algunas modificaciones, en este retrato de Baldung. Estas similitudes se ven reforzadas por la manera en que se presenta el personaje, de medio cuerpo y con un leve giro de la cabeza hacia el frente.

Baldung,Hans/

 


Museo Sorolla , Madrid 2009

El pintor de la luz como señala la historia.

Su casa rodeada de jardines con esculturas, fuentes, vegetación y cerámica mahiolica incrustada en muros y escaleras.

Posee una colección de antiguedades , cántaros y las famosas pilas de agua de pequeño formato.

Su estudio de techo de doble altura impresiona, sus obras donde retrató bañistas, distintos pueblos de España ,los gitanos y las bailarinas de flamenco.

Posee un manejo del color donde comienza muy realista ,pasando por el impresionismo y en sus últimas obras una serie de manchas superpuestas que evocan paisajes cálidos de aldeas con diversos matices.

Un lugar íntimo que no se debe dejar de visitar por su  belleza y a la vez su simpleza donde el artista dejó sus años fecundos en lienzos y murales.

Sin duda el museo más sobrecogedor.